AEMPS: restricciones de uso de ivabradina

&nbspSiguiendo las recomendaciones del PRAC, se informa que tras la evaluación de los resultados del estudio SIGNIFY y de estudios previos, para el tratamiento sintomático de pacientes con angina de pecho crónica estable, se recomienda:

– Iniciar el tratamiento sólo si la frecuencia cardiaca en reposo del paciente es de al menos 70 lpm.
– Respetar las dosis de inicio y mantenimiento ya reflejadas en la ficha técnica. La dosis de mantenimiento no debe superar los 7,5 mg dos veces al día.
– Suspender el tratamiento si los síntomas de angina no mejoran pasados tres meses de tratamiento y en caso de aparición de fibrilación auricular.
– Monitorizar la frecuencia cardiaca antes de iniciar el tratamiento y después de una modificación de la dosis.
– No utilizar ivabradina en combinación con diltiazem o verapamilo en ningún caso.

Detalles

OMC: informe de sobre el sector farmacéutico

&nbspLa pasada semana se publicó el informe de la Organización Médica Colegial sobre el sector farmacéutico.

Párrafos como “Las farmacias debieran ser concesiones temporales, obtenidas por sistema meritocrático, y retornar el derecho de la autorización a la Administración por jubilación, renuncia o defunción del titular” han levantado gran polémica en el sector farmacéutico.

Esta propuesta y muchas más, se pueden ver en el punto 5 del informe, realtivo a las recomendaciones y propuestas.

Detalles

PRAC: no se confirma aumento del riesgo cardiovascular de testosterona

&nbspEl Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA (PRAC), ha completado una revisión en toda la UE de los medicamentos que contienen testosterona como consecuencia de algunos estudios donde se apuntaba a efectos secundarios cardiovasculares graves, incluyendo ataques al corazón.

Tras la revisión el PRAC, de momento, no encuentra consistentes los datos que señalan un aumento del riesgo cardiovascular.

Detalles

AEMPS: ácido valproico en niñas y gestantes

&nbspTras la revisión de los datos disponibles, la AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios:

– No administrar ácido valproico a niñas, mujeres con capacidad de gestación o embarazadas, a menos que otras terapias para el tratamiento de la epilepsia o los episodios maniacos asociados al trastorno bipolar no hayan sido tolerados o hayan resultado ineficaces.
– Las mujeres con capacidad de gestación en tratamiento con ácido valproico deberán utilizar algún método anticonceptivo eficaz y se les explicarán los riesgos en caso de embarazo.
– Si una mujer se quedase embarazada mientras está tomando ácido valproico, se realizará una valoración minuciosa de los beneficios y riesgos, de la continuación del tratamiento, considerándose otras alternativas terapéuticas.
– Informar al pediatra y profesional de enfermería encargado de los controles de salud de los niños prenatalmente expuestos a ácido valproico acerca de esta exposición para que puedan vigilar posibles retrasos en la adquisición de los hitos del desarrollo y establecer precozmente las medidas más adecuadas a cada caso.

Detalles

AEMPS: aceclofenaco y riesgo cardiovascular

&nbspDespués de la revisión de todos los datos disponibles sobre el riesgo cardiovascular asociado al uso de aceclofenaco de administración sistémica se recomienda:

– No administrar aceclofenaco en pacientes con insuficiencia cardiaca [clasificación II-IV de New York Heart Association (NYHA)], cardiopatía isquémica, enfermedad arterial periférica o enfermedad cerebrovascular.
– En caso necesario, se utilizará con especial precaución en pacientes con factores de riesgo cardiovascular, antecedentes de sangrado cerebrovascular o insuficiencia cardiaca congestiva (clasificación I NYHA) revisando periódicamente la necesidad del tratamiento y los beneficios obtenidos.
– En todos los pacientes, se debe utilizar la menor dosis eficaz y durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas de acuerdo con el objetivo terapéutico establecido.

Detalles

Denosumab 60mg: actualización de información sobre osteonecrosis mandibular e hipocalcemia

&nbspSe recomienda a los profesionales sanitarios adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar la aparición de ostenocrosis mandibular y/o hipocalcemia como son:

– Osteonecrosis mandibular: revisión y mantenimiento de la higiene bucal al inicio y durante el tratamiento, evitando durante el mismo procedimientos dentales invasivos en pacientes con factores de riesgo. No se debe iniciar el tratamiento con denosumab en pacientes con patologías odontológicas que requieran cirugía o que no se hayan recuperado aún de una cirugía maxilofacial previa.
– Hipocalcemia: corregir la hipocalcemia preexistente si fuera el caso, utilizar los suplementos de calcio y vitamina D necesarios y seguir las recomendaciones sobre monitorización de la calcemia según los medicamentos (Prolia&reg/Xgeva&reg) indicación y el tipo de paciente.

Detalles